Leche de Almendras

¡Lo sé! otra receta más de leche de almendras, cero brillo, que fome. Pero antes que me maten, la explicación.

Pasa que en este ultimo tiempo, después de varios años me estoy acercando al vegetarianismo, y ¿por qué no vegano? Porque el queso y yo tenemos una relación que no necesita ni un AUC para que sea legal, nacimos uno para el otro y punto. Como consecuencia de esto, he comenzado a hacer varias recetas que tendrán como ingredientes alguna leche vegetal. Se que perfectamente podría haber linkeado una receta de otro blog o incluso un vídeo con algún sexy chef con un gran mentón como Curtis Stone, pero como la tengo que hacer de todas formas… Bueno, acá va la receta.

leche-almendras-5

Ingredientes (1 litro)

  • 200 grs de almendras.
  • 1 litros de agua filtrada o mineral sin gas.

Más simple no puede ser, dos ingredientes y listo. Yo usaré esta leche para hacer un par de cosas dulces y una salada, por lo que la necesito neutra. Tu puedes saborizarla. Una buena idea es la mitad del agua calentarla con algunos palos de canela, un clavo de olor, una estrella de anís y una pizca de cardamomo, esperas que se enfríe y la juntas con el resto del agua para preparar la leche.

leche-almendras-1

Lo primero y como único truco en esto es dejar remojando las almendras una noche o 12 horas como mínimo, cuál poroto burro, necesitamos ablandarlas y de pasada, como todo semilla, activarla para sacar todos sus nutrientes.

Teniendo listo el paso 1 el día anterior seguimos con el proceso.

Cuela el agua con que remojaste las almendras, lávalas y mételas dentro de tu juguera o licuadora, agrega el agua y tapa. MUY BIEN. Cosas no muy graciosas pueden suceder si no lo haces. Es más, te recomiendo licuar por 1 o 2 segundos y parar, hacer esto varias veces hasta que se muelan un poco. Si mantienes la potencia constante desde el principio puede que tengas almendras trozadas por toda tu cocina. Cuando ya el peligro explosivo haya pasado, licua por unos 20 segundos a media potencia, siempre con la mano bien puesta sobre la tapa. El paso 2 está listo.

leche-almendras-2

El tercer paso para preparar esta coqueta leche vegetal tiene 2 opciones, que van a depender de tu gusto o el uso que le quieras dar a la leche.

La primera opción es el colado, esto hay que hacerlo si o si para separar la pulpa de nuestra lechita, para eso necesitas un colador de trama fina, que retenga la mayor parte de los residuos. Cuando digo “la mayor parte” es porque un colador no atrapara todos los restos de la pulpa y tu leche tendrá una consistencia más espesa, menos fina y con una textura porosa. Yo la prefiero más fina para beberla, pero para ocuparla como ingrediente en un bizcocho o agregarla a una crema de verduras la prefiero más consistente.

leche-almendras-3

Para conseguir una leche más fina debemos usar genero para tamizar, yo uso crea o lino, pero hasta una polera vieja y limpia sirve. El procedimiento consiste en colocar primero la pulpa al centro de la tela y formar un paquete o bola y apretar con fuerza para extraer todo el líquido que aún tiene, no queremos desperdiciar nada, luego haces lo mismo con la leche ya colada. Paso 3 listo, ya tienes en tu poder tu leche de almendras preparada con tus propias manos, sin preservantes, ni aditivos de ningún tipo. Mantén tapada en el refrigerador para que no adquiera otros olores. No la hagas durar más de 3 días, recuerda que no tiene preservantes.

leche-almendras-4

Si se preguntan ¿que rayos puedo hacer con la pulpa?, la opción jamás será tirarla. Las almendras son caras y podemos sacarle todo el provecho que podamos.

¿Ideas para ocupar la pulpa? muchas, la puedes secar en el horno a fuego medio y conseguirás una rica harina para ocupar  en panqueques, ñoquis o espesar sopas. También la puedes usar en un queque, galletas, merengue o incluso puedes incorporarla a alguna salsa, usa tu imaginación!

Disfruten.


Puedes ver más recetas en PanBatido.com, seguirlo en Facebook o Instagram.