Un departamento de 8 metros cuadrados

Una antigua habitación de empleados en uno de los típicos edificios Haussmann de París es el protagonista de una renovación que convirtió este pequeño espacio en un departamento completamente funcional para la vida de una persona. La idea de recuperar espacios olvidados en estos edificios fue lo que motivo al estudio francés Kitoko para convertir esta abandonada habitación de ocho metros cuadrados y en un departamento. Para poder tener todas la funciones de un departamento en tan pocos metros cuadrados se inspiraron en una navaja suiza, así crearon un espacio multifuncional en donde desde un muro se puede acceder a: una cama, una escalera, un armario y hasta un baño.

kitoko-8-01 kitoko-8-02 kitoko-8-03 kitoko-8-04 kitoko-8-05