bus1

Hank Butitta compró impulsivamente un antiguo bus escolar sin saber que se convertiría en su tesis para su magister en arquitectura y en los primeros pasos para crear su propio negocio. Butitta limpio y saco todo lo que había en el bus, desde el puesto del conductor hacia atrás, para construir un ambiente funcional que cuenta con cocina, baño, mesas y asientos que fácilmente se convierten en cama en un espacio total de poco menos de 21 metros cuadrados en el que pueden convivir perfectamente 6 personas. La transformación de bus a casa le costo unos $9.000 dólares, $3.000 para comprar el bus y $6.000 para la remodelación, pero el proyecto no se centra en la reforma de un bus, sino en la creación de una casa rodante que ya ha recorrido más de 8.000 kilómetros y podemos ver más información del proyecto y el recorrido de esta casa en Hank bought a bus.

[youtube]http://youtu.be/yAEm382PeS4[/youtube]

bus2

bus3

bustour01.gif.pagespeed.ce.q3f43lRoBK