Un mosaico con tapas de botellas

30.000 tapas de botellas son los que Olga Kostina, una jubilada rusa, ha ocupado para crear un mosaico sobre su casa, la que está ubicada en un aldea perdida en el centro de Rusia, en medio del bosque. Durante muchos años se dedico a recolectar las tapas, las que luego martillo una a una sobre las fachadas de su casa, las imágenes  se inspiran en el clásico macramé y en los animales que viven en el bosque cercano.

  • Vanina

    Muy lindo y ocurrente! Yo trabajo con mosaicos utilizando la misma tècnica pero con azulejos. Està muy lindo!