Pablito se comió un clavito

A Stephane Bureaux , un diseñador francés, se le ocurrió crear estos clavos que son muy útiles para decorar muffin, frutas o distintos postres y lo mejor es que te los puedes comer ya que son de chocolates.  Ahora nos queda esperar que esta idea se masifique y alguien llegue a producir estos clavos.