Parece increíble que un joven de sólo 21 años esté dando que hablar en todo el globo terráqueo por su trabajo, que comenzó como un desborde de su mente imparable, y terminó siendo una nueva forma de abordar el arte en Chile. Hablamos de Luis Valdes, quien se transforma en Don Lucho cuando sale a las calles y las convierte en salas de exposiciones de su arte. Hablamos con él, nos contó sobre cómo se origina su trabajo hasta lo que se siente ser reconocido all over the world.

¿Cómo  parte la idea de realizar instalaciones como “Car-Toon”, “La avioneta”, o “Mala Volá”?

Desde chico había tenido ganas de hacer este tipo de cosas. Antes sólo las imaginaba, las escribía o dibujaba. Ya de más grande (en la universidad), empecé a fijarme en  la basura que se desechaba en las calles y me interesó especialmente el cartón. Me di cuenta que podía construir las escenas o anécdotas que siempre había imaginado, con muy pocos recursos, así comencé a cartonear y armar estos proyectos que pasan por crear anomalías en lo cotidiano y generar una pequeña duda con respecto a lo real.

Sabemos que hay muchos artistas que trabajan con al ironía y la creatividad, al igual que tu ¿Cuáles son tus referentes?

Creo, que el provenir de una comuna pequeña, donde no hay tanto arte y pocas intervenciones urbanas me he motivado a llevar a cabo este tipo de  proyectos. Sin duda alguna los llevaré algún día a estos lugares. En el caso de referentes artistas, me fascina el trabajo de Patrick Corillon, Andreas Slominski y Peter Coffin.

¿Cuál es el espacio en Chile para un arte como el que realizas?

Por lo menos para estas intervenciones los espacios hay que buscárselos o inventarlos, porque un espacio determinado no lo hay. Este puede ser cualquiera, siempre y cuando pueda ser visto por un público que no espere encontrarse con algo así.


Hemos visto que muchos medios extranjeros, especializados en diseño y arte, han destacado tu trabajo con la casa de cartón ¿Qué se siente ser un embajador del arte chileno?

En realidad no me había dado cuenta que mis trabajos se encontraban en tantos sitios. De todos modos me asombra la manera en la cual se han propagado. Es impresionante ver que tu obra se encuentra en más de 100 páginas web y comentada en 15 idiomas diferentes. Eso de embajador no sé si tanto, pero creo bueno para el circuito local que en otros países se vea que el arte en Chile está en movimiento.

¿Qué le depara el futuro a Don Lucho, qué podemos esperar de tu arte en 5 años mas?

Quién sabe. En el futuro no pienso mucho, esto es lo que me encuentro haciendo por ahora, no sé qué es lo que me entusiasme en un tiempo más. De lo que si estoy seguro es que hay muchas posibilidades de hacer de lo común algo más cuestionable.

Fotos: Don Lucho